Partiendo de la clásica definición de la Organización Mundial de la Salud, (“la salud es el máximo estado de bienestar físico, psíquico y social del ser humano”), la Salud Laboral no sería otra cosa que extender esta definición a las interrelaciones que se producen entre la salud global del individuo y el trabajo que desempeña.
La Medicina cuenta con una Especialidad concreta para que los profesionales médicos se ocupen de la Salud Laboral de los trabajadores, que es la Medicina del Trabajo y que se encarga de estudiar las causas directas, indirectas, la prevención y el tratamiento de las diferentes patologías (enfermedades), resultantes de la actividad laboral basándose en la recolección sistemática y continua de datos acerca de los problemas de salud en la empresa; su análisis, interpretación y utilización en la planificación, ejecución y evaluación de programas de salud. Es una observación continua de la distribución y tendencia de las condiciones de trabajo (factores de riesgo) y los efectos de las mismas sobre el trabajador (riesgos).

La prevención deberá estar siempre presente en todos los departamentos, en los actos de los empleadores y de los trabajadores, en las actividades de las instituciones voluntarias, en las acciones de los individuos.
La prevención de los riesgos constituye de por sí, un mejoramiento de la seguridad personal y colectiva.

Teniendo en cuenta estas breves definiciones podemos decir que la Medicina Laboral se encuentra dentro de los servicios obligatorios y que debe brindar el empleador a sus empleados, a beneficio propio y de terceros.

  • Porque se protege al Empleador de injustificadas acusaciones de haber ocasionado una enfermedad en el Trabajador.
  • Se protege al Empleado, informándolo acerca de los beneficios en materia de prevención y seguridad industri

El cumplimiento de las normativas vigentes (Ley 19587 Dec. 351/79 y Ley LRT 24.557 y sus reglamentaciones) redundará en costo /beneficio dentro del marco económico de la Empresa.

Estudios realizados en materia de medicina laboral, arrojan resultados muy interesantes para su empresa en cuanto al rendimiento del personal asistido mediante un seguimiento médico adecuado, redundando en un mejor funcionamiento de su empresa.

¿Quién es o quienes son, en último extremo, los responsables de velar por la Salud Laboral de los trabajadores?

La Vigilancia de la Salud Laboral de los trabajadores debe ser delegada del marco de la Empresa debiéndose crear un Servicio de Prevención Propio, o recurriendo a un Servicio de Prevención Ajeno, como somos nosotros.
Diferencia hay entre un Reconocimiento Médico que un individuo pueda realizarse por iniciativa propia, a un Reconocimiento Médico de Salud Laboral.
Existe una diferencia conceptual fundamental: los reconocimientos médicos de Vigilancia de la Salud Laboral tienen como misión fundamental descubrir si el estado de salud del individuo puede tener repercusiones negativas para el desempeño de su trabajo, o para verificar si el desempeño del trabajo está produciendo efectos nocivos sobre el trabajador.
Por eso, se trata de reconocimientos médicos que se realizan aplicando protocolos específicos  (pruebas concretas), en función de los riesgos que el trabajo concreto puede generar, riesgos que están previamente estudiados por técnicos en prevención de riesgos laborales. Por esta razón, y por poner un ejemplo fácil de entender, realizaremos un estudio de la función auditiva a aquel que esté expuesto en su trabajo a niveles altos de ruido, estudio que no parece lógico realizar en caso contrario.

¿Es obligatorio que todo trabajador se realice los Reconocimientos Médicos de Vigilancia de La Salud Laboral?

Sólo se pueden practicar si el trabajador presta su consentimiento, realizando las pruebas que menos perjuicios puedan provocarles, y respetando el derecho a la confidencialidad de los datos médicos que se obtengan, pudiendo sólo informarse al empresario sobre el criterio de “aptitud” o no para el trabajo. No obstante, los Reconocimientos Médicos pueden tener un carácter obligatorio cuando es necesario para verificar si el estado de salud del trabajador puede suponer un peligro para el mismo o para los demás, y también si está dispuesto en alguna Normativa Legal Vigente.

¿Qué beneficio final se obtiene de la Vigilancia de la Salud Laboral?

Se debe obtener un beneficio individual para el trabajador, con objeto de optimizar su estado de salud en el trabajo que desempeñe, y también un beneficio colectivo, encaminado a evaluar los resultados de la Vigilancia de la Salud laboral con criterios epidemiológicos, y colaborar tanto con la Empresa como los diferentes responsables del Sistema Nacional de Salud para la prevención de riesgos laborales, y la mejora continua de las condiciones y medio ambiente de trabajo.

 
 
 
Medicina Laboral